La Nube

By junio 17, 2015 Blog
la nube webcom

¡Hola mundo!, Sean nuevamente bienvenidos, espero les haya gustado nuestro anterior artículo sobre la seguridad computacional en la actualidad. En esta ocasión toca abordar un tópico que, aunque está en boca de todos, realmente no muchos tienen el entendimiento de cómo es que funciona, o siquiera cómo definirla, así es, hoy tocamos el tema de… LA NUBE

¿Qué es la nube?

Computación en la nube (del inglés Cloud Computing), comúnmente referido como sólo nube, es una metáfora de una nueva forma de almacenar y acceder a los datos del usuario final en servicios de Internet.

Aunque técnicamente correcta, esta definición no nos deja muy en claro qué es exactamente la nube, bien, para entenderlo mejor primero debemos revisar un poquito de historia: ¿cómo se trabajaba antes de la nube?

A. de .N (Antes de la nube)

En el pasado, los datos de cualquier tipo eran procesados por una computadora personal con un software instalado localmente, es decir, en la misma P.C., para cálculos financieros necesitabas un software de hoja de cálculo, para escribir un ensayo un procesador de textos, para gestionar grandes cantidades de datos varios una base de datos, cada aplicación guardaba los datos que necesitaba para su operación de manera diferente y para acceder a éstos sólo podías hacerlo a través de esta sola aplicación, instalada en una sola máquina.
Edward Snowden
Conforme las computadoras se hicieron de uso común, sobre todo en empresas e instituciones educativas, se necesitó de establecer una forma de colaboración computacional, esta siguiente etapa fue el famoso modelo ClienteServidor.

Bajo este esquema, se puede tener una máquina central, en la que se instala Software que funciona exclusivamente como Servidor, en éste se guardan todos los datos, se procesan y se envía la salida ó resultado a los clientes. Los clientes son aquellas aplicaciones que se encuentran instaladas en las computadoras de los usuarios, las cuales reciben la información de los servidores y crean una visualización del resultado.

Un claro ejemplo de como funciona esto serían los sistemas ERP (Enterprise Resource Planning) ó Sistemas de planificación de recursos empresariales, sí, ya sabe esos sistemas que manejan el inventario, recursos humanos, contabilidad, relaciones con proveedores y consumidores, puntos de venta, etc, etc…

Hay un servidor principal en algún lugar de la empresa, mientras que el departamento de contabilidad tiene un sistemita instalado con acceso únicamente a la parte de contabilidad del ERP, estos usuarios tienen una aplicación diferente a la de los otros departamentos, ven datos distintos y su aplicación visualiza esos datos en formatos distintos a los demás.

Así mismo el departamento de Servicio al cliente, tiene instalada la aplicación de CRM (Customer Relationship Management) y ven sólo los datos de los clientes, su aplicación cliente, es diferente y muestra resultados diferentes, en una Interfaz de Usuario diferente.

Y en fin, cada cliente accede a diferentes datos acorde a las necesidades de cada usuario, pero cada uno de los clientes guarda la información en el servidor no en las máquinas locales donde se encuentran instalados.

Y esto ya se va pareciendo más a lo que conocemos como Nube ¿cierto?, Algunos dirán “¡Pues eso es la nube! “….. ¡Pues no es cierto!, porque sigues necesitando instalar una aplicación cliente en tu máquina local, y sólo desde ese software y ese equipo puedes acceder a la información.

Internet y la Web 2.0

Después de que las computadoras eran capaces de colaborar en redes locales, el siguiente paso por supuesto, era que lo hicieran a nivel mundial, y con el boom de Internet y gracias al modelo Cliente – Servidor, esto fue posible. Pero con la llegada de la web, ocurrió que ahora casi todo el mundo tenía un cliente estándar: el Navegador Web, el cual consume datos de los Servidores Web, estos datos por supuesto son las páginas web. Esto se tenía que aprovechar de alguna manera!

Y vamos a saltarnos algunos años, hasta allá por el año de 2005 (hace 10 años!) cuando se popularizó el uso de XMLHttpRequest en la comunidad de desarrolladores web, a uno como usuario común no nos interesa que sea o signifiquen esas letras “raras”, pero confíe en mí, esto fue un parteaguas, porque permitió la interacción del usuario con sistemas web sin tener que recargar la página, es decir, el usuario ya no tenía que esperar eternos segundos en recibir datos desde el servidor, si no que podría tener respuestas casi instantáneas, ¡Tal como si fuera una aplicación local !, Nació la Web 2.0

Con esto se empezaron a desarrollar aplicaciones que residían en la web, ya no era necesario instalar nada para utilizar una aplicación, sólo bastaba con contar con un navegador web, el cual era estándar, y estaba presente en toda computadora en el mundo.

Esto permitió que tanto la aplicación como los datos, el procesamiento y el resultado, todo estuviera almacenados y fueran procesados en servidores en Internet, y para acceder a la visualización de éstos bastaba con abrir el Navegador et voilà ¡tenías la aplicación abierta en cualquier computadora (ó cualquier dispositivo con un navegador) y en cualquier lugar del mundo!

Ahora, ¡eso es a lo que yo llamo Nube!

Cloud computing.svg

Así pues, las principales ventajas del Cloud Computing son:

  • Tienes acceso a tus datos en cualquier momento, desde cualquier lugar, y desde cualquier dispositivo.
  • El costo de tener un equipo de sistemas en tu empresa que instale y dé mantenimiento a las aplicaciones se reduce drásticamente, pues ahora es tu proveedor en la nube quien asume la responsabilidad y cuyo costo es mucho menor.
  • En caso de catástrofe en tu empresa, robo, desastre natural, etc. No pierdes información alguna, sólo necesitas reemplazar el equipo para seguir trabajando.
  • No necesitas de una máquina super poderosa para trabajar con webapps, la más modesta computadora, con un navegador web, es lo suficiente para que tu equipo trabaje sin problemas. Esto te abarata aún más los costos de operación.
  • ¡Movilidad!, recuerda: “desde cualquier dispositivo”, computadora, laptop, tablet, smartphone, etc., y desde cualquier sistema operativo, Linux, MacOSX, Windows (yuk!), iOS, Android, etc.

Por supuesto, no todo es miel sobre hojuelas, hay algunas desventajas también. Principalmente lo concerniente a la propiedad de los datos.

Algunos servicios como los de Google, Facebook, etc., te hacen firmar un ToS (Terms of Service, Términos del servicio) en donde casi les cedes la propiedad de las cosas que subes, como Fotos, videos, etc., mientras se encuentren almacenados en sus servidores, esto por supuesto es terminología legal, y estas empresas lo tienen que hacer para protegerse ante cualquier tipo de demanda indeseada por parte de algún usuario conflictivo. Sin embargo la realidad es que existe esa cláusula y a varias organizaciones que luchan por los derechos del internauta les preocupa, no sólo la propiedad de los datos, sino la potencial violación a la privacidad que esto pudiera causar.

Hasta ahora no se conoce de un caso en que esto haya sucedido, pero no está de más tomar medidas preventivas y revisar a conciencia los datos que les damos a estos proveedores.

Otra de las desventajas que acarrea la nube, es la centralización de la información, esto no es algo deseable, imagina que el día de mañana cierra GMail ó cualquiera que sea tu proveedor de correo ¿tienes respaldo de esa información?, ¿podrías seguir trabajando como si nada? ¿Cómo avisas a todos tus clientes y proveedores que cambias de correo electrónico?

En cómputo, existe un concepto llamado el Single Point of Failure (Punto único de fallo), y es algo que todo buen computólogo, sea administrador de sistemas o de red, programador o ingeniero, etc… busca evitar a toda costa, y esto es, que toda la arquitectura de un sistema de cómputo (desde tu pequeña red local, hasta un cluster en internet), no se caiga debido al fallo de uno sólo de sus componentes, y ésta es una de las críticas de trabajar en la Nube, hoy en día los servidores de Aplicaciones Web, ofrecen redundancia, tienen cientos de servidores espejo, en los que si uno falla inmediatamente entra otro a reemplazarlo, con lo cual tu no percibes una falla de sistema y puedes seguir operando normalmente. Estas compañías invierten muchísimo dinero en tener esta clase de redundancia, sin embargo, ¿Y si a ti se te va el Internet? toda tu información y la aplicación misma se vuelven inaccesible e inoperable. Y aquí ya pasó el Single Point of Failure. Todo el sistema se cayó, por que falló uno sólo de sus componentes, tu router, o tu modem, o el enlace de tu Proveedor de Internet, etc…

Todos estos problemas ya llevan tiempo siendo analizados y se están probando diferentes medidas, por mencionar una de las más triviales, la Suite Ofimática Google Docs, puede seguir operando en tu navegador, incluso si no tienes Internet, puedes seguir escribiendo tu reporte, y en cuanto se restablezca la conexión, automáticamente, se suben todos los cambios y se actualiza el documento guardado en la nube.

Para quienes dependen de nubes IaaS (Infrastructure as a Service), es decir quienes rentan, máquinas virtuales, Cloud Servers, etc… también se están probando soluciones, actualmente la más popular es el paradigma de los Contenedores, en el futuro los desarrolladores pondrán la aplicación y todas sus dependencias en archivos contenedor, y estos los podrás hospedar en cualquier nube pública, como la de Amazon o Google ¡ó ambas!, sí, el mismo contenedor, sin cambiarle nada, podrá ser almacenado por diferentes Nubes IaaS, así si se cae Amazon, tienes la instancia de Google, y viceversa. ¡Redundancia garantizada!

Y bueno hay muchísimo más que hablar sobre la Nube, como los diferentes tipos: IaaS, PaaS, SaaS, etc. Pero eso será en otra ocasión 😉 ¡Saludos!

Leave a Reply

Contacto y soporte

Caballo Calco, Villa Coyoacán, 04000, México D.F.
(55) 5350 5620
Enviar correo
Soporte

Acerca de Webcom®

En Webcom® diseñamos Sitios Web enfocados 100% al lector, bajo estándares internacionales de navegabilidad y usabilidad en la Arquitectura de la Información, que logran integrar en una propuesta gráfica atractiva, soluciones innovadoras, robustas, de fácil manejo y administración.

SABER MÁS